header

Visitas

Clics de vista de contenido : 2572071
Domingo XXIX del tiempo ordinario PDF Imprimir Correo electrónico

Denario“Den al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios”. Reflexión de Mons. Ruy Rendón para el domingo 16 de octubre.

argaiv1272

 

Ciclo A, 2011
Libro de Isaías 45,1.4-6.
Salmo 96(95),1.3.4-5.7-8.9-10a.10c.
Primera Carta de San Pablo a los Tesalonicenses 1,1-5b.
Evangelio según San Mateo 22,15-21.

 

“Den al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios”

La Palabra de Dios en este domingo nos invita a considerar la importancia que tienen dos realidades fundamentales de nuestra vida. Hablamos, por una parte, de la realidad política y, por otra, de la realidad religiosa. Ambas deben ser bien entendidas y ubicadas en sus propios contextos.

Sin lugar a dudas, en orden a una buena organización y a un desarrollo integral de la sociedad, requerimos de la dimensión política, la cual busca el bien común de nuestros pueblos. En este sentido, los gobernantes son piezas claves e indispensables en la estructura social de todas las naciones del mundo. Los hay buenos y malos, como sucede en todos los campos del servicio público. A nosotros como personas, nos corresponde ser buenos ciudadanos y cumplir con aquellas obligaciones propias que coadyuvan a la buena marcha de la vida social. En el texto del profeta Isaías: Ciro, Rey de Persia, es alabado por su política a favor de las naciones conquistadas, como era el caso de Israel, el Pueblo de Dios.

En el Evangelio de hoy, el Señor Jesús responde a los fariseos con una expresión que ha sido para muchos una frase recurrente para cuestionar a la Iglesia (a los sacerdotes) su ingerencia en cuestiones “políticas”: “den al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios”. Esta sencilla frase, en vez de tener una interpretación en tal sentido, lo que expresa es en realidad la importancia que tiene el cumplimiento tanto de los deberes civiles, como de los deberes religiosos; dando a Dios, porque él es El Todopoderoso, la gloria, el honor y la obediencia, por encima de cualquier creatura humana.

En la segunda lectura, el apóstol san Pablo desea gracia y paz a los tesalonicenses y agradece a Dios los abundantes frutos (fe, esperanza, caridad) que el Espíritu Santo ha obrado en esa querida comunidad cristiana.

En la Eucaristía de este domingo le pediremos al Señor dos cosas: “Señor, haz que nuestra fe se proyecte en el cumplimiento de nuestros deberes ciudadanos, dándote siempre a ti, la gloria que mereces”; y “Señor, que tu Palabra que escuchamos cada domingo, produzca, con la fuerza del Espíritu Santo, abundantes frutos en nuestra vida”. Así sea.


Mons. Ruy Rendón Leal
Obispo de Matamoros

 

 

 

 

Acciones

 

aPastoral_logo_2014b

Hacia el plan pastoral diocesano

 

unm12

UNM Preparatoria y Universidad

 

ediciones_00

Ediciones El Mensajero

 

doctrina_social

Compendio de la Doctrina


nseminario14

Nuestro Seminario

 

 pope_f

Noticias del Papa Francisco


vatican-council

Documentos del Vaticano II


cec13

Catecismo en línea

 ico_rss  ico_twitter  ico_facebook

Próximos Eventos

Dom Jun 29 @08:00 -
Obolo de San Pedro
Mié Jul 16 @08:00 -
Nuestra Señora del Carmen
Sáb Jul 26 @08:00 -
San Joaquín y Santa Ana
Jue Jul 31 @08:00 -
San Ignacio de Loyola
monsenor_dia
 
cem
Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM)
logo_radio
 
fe_diocesis_matamoros
 
mensajero_logo
 
biblia_en_linea